Ganar la Doble Media Agua es entrar en la historia del ciclismo sanjuanino. Fernando Escuela (SEP) no ganó cualquier carrera. Ganó la clásica que tiene más ediciones dentro del calendario rutero local. Y lo hizo en gran forma. Estuvo lúcido para ejecutar junto a su equipo una táctica inteligente y le sobró fortaleza para quedarse con el embalaje de un reducido grupo de hombres que elevó al punto máximo la emoción de los aficionados que se apretujaron en la línea de meta para ver la definición de una carrera bastante atípica, porque durante 140 de los 152 kilómetros de extensión que tuvo, contó con tres hombres fugados.

La estadística dirá que Escuela empleó 3h.24m.37s. para cubrir con un elevado promedio el trazado diseñado por las autoridades del Club Ciclista Independiente. En la memoria quedará el titánico esfuerzo que hizo el trío de pedaleros que se escaparon casi desde la bajada de bandera y sucumbieron en los últimos 9 kilómetros.

 fuga

Anuncios